viernes, 10 de junio de 2011

"Servir y Proteger". Video game en South Beach; un muerto y cuatro heridos

Aquí el vídeo del tiroteo en South Beach el pasado Memorial Day; imágenes que parecen sacadas de un vídeo-juego o de una "B-movie", con policías disparando indiscriminadamente, hiriendo civiles y amenazando a quienes filmaban los hechos.

Este evento lo veo como consecuencia lógica -y fatal- de la militarización de los departamentos de policía en los EE.UU. y de la tradicional cultura policial de cubrirse las espaldas mutuamente.

Con el manoseado pretexto de la "guerra antidrogas" la policía está siendo entrenada militarmente, usando armamento y procedimientos propios para combatir terroristas en el extranjero, no ciudadanos-infractores de la ley en las calles de América.
Esta tendencia se fortalece con los miles de veteranos de las guerras en Afganistán e Irak que de vuelta en casa engrosan las filas de los departamentos de policía, trayendo con ellos la mentalidad del soldado.
Así el infractor de las leyes se convierte en un "enemigo", que en términos militares es un objetivo a destruir, no un ciudadano con derechos.

La conocida divisa "Servir y Proteger" -en estos tan frecuentes casos- se ha reducido a un slogan de marketing bueno solo para adornar los flancos de los carros-patrullas.

Los agentes policiales son tipos que arriesgan sus vidas cuidando las nuestras y preservando el orden; son dignos de admiración, pero no del cheque en blanco que la sociedad  le regala, excluyéndolos peligrosamente del balance, control y contrapesos fundamentales en una sociedad democrática.

Algo hay que hacer, quizás sea el crear comisiones ciudadanas, independientes del clan legal para investigar los departamentos de policía y sus procedimientos, exigirles reentrenamiento y retirarles la ilegal, pero muy real inmunidad de la que usan y abusan; antes que nuestras comunidades se conviertan -en la práctica- en Ciudades-Estados Policiales patrulladas por matones uniformados.

Ahora comisión de "asuntos internos" del Departamento de Policía de Miami Beach está investigando los hechos; o sea: Los policías están "investigando" a sus compañeros y amigos; como si esto fuese un incidente de indisciplina interna, y no una balacera en plena calle, en medio de una fiesta que reunió a miles, expuestos a la balacera que resultó en un muerto -el infractor- y cuatro inocentes heridos.

Un cuerpo paramilitar y prácticamente inmune a las consecuencias de sus actos es una pandilla armada y peligrosa.

Miami Beach es una ciudad norteamericana, no un villorrio iraquí ocupado por Al Qaeda. Estos actos de violencia e irresponsabilidad son inadmisibles; y el no protestarlos nos convierte en cómplices y  en víctimas potenciales.






-------------------------------------------

Un ciudadano relata (a CNN) de cómo la policía rompió su teléfono, en un intento por destruir evidencias (vídeo); pero el testigo ocultó en su boca la SIM card de su celular.

video
-------------------------
Update 9 de Julio 2011: Uno de los policías envueltos en el tiroteo en Miami Beach, vuelve a las andadas: esta vez no como cowboy, pero de "fast and furious" con una moto 4x4 atropella gravemente a bañistas, mientras sacaba a pasear (en horario de trabajo) a una amiga, y manejando de madrugada con las luces apagadas. Supuestamente también estaba borracho.

Ahora hay varias personas heridas, entre ellas una muchacha perdió el bazo, un hombre con el fémur quebrado... y todo gracias a la impunidad -por demás ilegal- que se adquiere al vestir un uniforme azul. Hasta hoy la sanción para este descontrolado y peligroso indivíduo ha sido su expulsión de la pandillita uniformada que merodea Miami Beach. Fuente: ENH
--------------------------
Update 08/28/2011: "Agentes empañan imagen de la Policía en Miami Beach" -Un recuento de las infracciones, crímenes y tapazones de los muchachos de azul que "sirven y protegen" en la playa. ENH

Y aquí el videíto -mencionado en el artículo anterior- de un pobre policía uniformado, asaltado alevosamente en la portañuela (timeline 1':57").


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí no se censuran los comentarios; escriba lo que le plazca, ejerza su derecho a la libre expresión.